El skateboarding tiene una parte muy frustrante. Durante todo el proceso de aprendizaje, los errores y las caídas son constantes. Por desgracia, el ser humano no se toma muy bien este tipo de reveses por lo que, inútilmente, las tablas de skate se resienten.

Mountain Dew ha encontrado una manera para ayudar ante los “accidentes” que sufren las tablas.

El propio producto se convierte en herramienta para ayudar a arreglar todos esos skates que lo necesiten. Útil y muy asociado al mundo del que quiere formar parte la marca.

Mountain Dew skaters

 

Anuncios