Miles de personas en todo el mundo se ven afectadas por algún tipo de desorden alimenticio. En Suecia la situación no es distinta, ya que unas 100.000 personas padecen anorexia, bulimia o algún problema similar. Los medios de comunicación y las propias firmas de moda tienen gran culpa de esto por fomentar estereotipos y no dar cabida a todo tipo de personas (y tallas).

Para generar un debate sobre esta situación había que llamar la atención y, para ello, la asociación Healthy & Free, avivó la polémica con una novedad en el mundo de la moda: la talla cero.

Zero size

Elaborando una campaña de comunicación a partir de esta “creación” consiguieron fomentar el debate sobre hasta donde está llegando esta obsesión por “ser perfecto”.

Un ideón de la agencia Shout que consigue algo que no se ve lo suficiente: hacer pensar.

Visto en Ads of the world.

Anuncios