Los delfines blancos chinos están desapareciendo. Una catástrofe natural como ésta no podía pasar inadvertida para WWF, que buscó hacer conocido el problema convirtiendo a estos animales en un símbolo nacional. Una tarea nada fácil, pero que lograrían si conseguían poner a uno de esos delfines en un lugar que llamase la atención: el de Miss Hong Kong.

Para hacer esto presentaron a Ruby como candidata a la corona. Inexplicablemente fue rechazada, pero su campaña siguió fuera de la competición. A través de su web pidió votos, que a su vez eran peticiones para el cuidado de la especie, y apoyos a toda la población.

El resultado de la campaña fue tal que extra oficialmente podría haber llegado a ganar Miss Hong Kong 2013 gracias al apoyo popular. Quizá así el discurso de aceptación hubiera sido más fluido.

Miss Hong Kong 2013

Visto en Adeevee.

Anuncios