En 1978 Argentina ganó el mundial de fútbol. Podríamos hablar de esa historia, pero hoy quiero contaros una más pequeña, pero mucho más emocionante. La historia de Víctor Dell’Aquila, un argentino que enseñó a toda una nación a abrazar sin necesidad de brazos. Algo que se bautizo muy adecuadamente como el abrazo del alma.

Coca Cola Argentina

Ahora, 36 años después, Coca Cola ha querido homenajear ese gesto que tocó los corazones de todo el mundo. Aquí os dejo el vídeo que han hecho y en el que cuentan la historia de Víctor, haciéndole un pequeño homenaje.

Un abrazo infinito y etéreo que a todos nos ha unido, seamos del país que seamos.

Visto en Creatividad Publicitaria.

Anuncios