¿Sois de los que hacéis caso a vuestras madres? Pues si lo hacéis tendríais problemas con esta activación tan extraña y tan familiar que se vivió en un centro comercial de Atenas con una vending machine con un instinto maternal exacerbado.

La máquina buscaba la interacción con el público a base de momentos surrealistas de mamá mediterránea. Los niños obedientes se llevarían un premio en forma de producto de la marca, como debe ser. La acción corre a cargo de la agencia griega Social Lab.

Vending machine

Visto en Great Ads.

Anuncios