Parece ser que, según muchos expertos, a Samsung les ha salido genial la jugada que se marcó en la ceremonia de los Oscar hace unos días. No obstante su estrategia de product placement terminó con la famosa “selfie” de Ellen DeGeneres & Friends que lleva más de tres millones de retuits, miles de referencias, etc. Pero, como en otras tantas ocasiones, los números pueden ser engañosos.

¿Por qué? Atentos.

En Samsung no cayeron en la cuenta de que la señorita DeGeneres seguiría sacándose fotos en la post gala. Y claro, el “desastre” llega cuando pasa esto.

Ellen fail

La chica siguió documentando la noche desde su terminal (un iPhone). Este detalle le resta toda la credibilidad a la marca coreana que, aunque se marcó un gran tanto  a nivel de números, quizá dañó su imagen por ser vista como una segunda opción. Una opción que, literalmente, sólo se utiliza si suelta una buena cantidad de dinero (se dice que en Samsung gastaron 18 millones de dólares para estar en la gala). Algo parecido le pasó a Oprah y a Microsoft en su momento.

Sea como sea es difícil decir si la triquiñuela ha sido un éxito o les ha hecho hacer un poco el ridículo. A favor de Samsung juegan sus números y el hecho de que mucha menos gente estará al tanto de lo del iPhone. En su contra, la poca credibilidad que le otorga lo que pasó después de la gala. ¿Cuál es vuestra opinión?

Información sacada de Playgroundmag.

Anuncios