Ikea es una marca que lleva años intentando reinventar el espacio. Con sus productos y su comunicación no convencional lo han conseguido más de una vez, pero ahora también lo han hecho con la publicidad exterior más tradicional.

Para ello han creado una valla que consigue triplicar el tamaño útil de escritura gracias a la utilización del color. Escribiendo un mensaje en RGB y con luces de los mismos colores, consiguen mostrar tres titulares en el lugar que ocuparía uno. Esta gran idea es de la agencia germana Thjink.

Valla RGB

Visto en Ads of the world.

Anuncios