La investigación científica requiere de una serie de recursos difíciles de tener. Muchas veces para conseguirlos buscan la colaboración de los ciudadanos y, en esta ocasión, también es así. Pero lejos de demandar dinero o atención nos piden otra cosa: nuestros móviles.

Power Sleep es una aplicación que dona los recursos de nuestro smartphone a la investigación científica. Cuando cargamos el móvil nuestra noche, llega un momento que la batería está al 100% y sigue conectado a la corriente. En ese momento la app traspasa esa energía a la investigación a modo de súper ordenador en la nube.

De esta manera no sólo no malgastamos energía, sino que la cedemos para un bien común. La idea es de Samsung y de Cheil Worldwide.

Science mobile

Visto en Campaign Brief Asia.

Anuncios