Donde hay un problema, una marca debe dar una solución y ante las manchas procedentes de comida y bebida suele aparecer el papel de cocina. Pero, ¿cómo hacer que sea una marca concreta la que nos venga a la cabeza? En Regina lo tienen claro.

La marca de papel absorvente diseñó unas tazas con las cuales el café se esparcía de forma que dejaban ver su logo. El problema se convertía en medio y de esta manera era imposible que no pensaran en ellos. Eso sí, que lo limpie otro. La creación es de OgilvyAction Alemania.

Mancha café

Visto en Comunicadores.

Anuncios