La marca de alimentación chilena Colun busca la manera de ofrecer a sus clientes un estilo de vida saludable, pero no sólo en lo que a comida se refiere. Para ello, ha creado una tienda pop up que vende ropa deportiva. Pero, como el hábito no hace al monje, el pago de las prendas no se hacía a base de dinero, sino de lo que solemos querer desprendernos.

Las calorías eran la moneda con la cual pagaban la ropa. Cada pieza tenía un número de calorías como precio, el cual se tenía que “depositar” en las máquinas de cobro/máquinas de gimnasia. Buena forma de vinculas valores a la marca y de aportar un extra a sus clientes.

Colun

Visto en Creatividad Publicitaria.

Anuncios