Muchos equipos llevan su camiseta patrocinada por grandes multinacionales para obtener unos ingresos extra. Esa visibilidad que les otorga la camiseta es muy válida para las empresas pero, obviamente, también puede servir para otros menesteres. Y si no atentos a una iniciativa que ha tenido el Granada C.F. que me encanta: Hijos del fútbol.

Para ayudar a los hijos de los presos por el rechazo social que sufren, subastan el lugar preponderante de su camiseta. Cada jornada se pone en marcha una puja y el ganador podrá poner su nombre en las camisetas: de esta manera, ayudan a muchas personas desfavorecidas y el equipo les devuelve el favor. Me encanta la idea que han tenido en Sra Rushmore.

Granada C.F.

Anuncios