Los propósitos de año nuevo son algo muy común en todos nosotros. Es una forma de ilusionarnos, de creer en un futuro mejor para poder disfrutar al máximo de la oportunidad que significan 365 días más. Pero, ¿no es aún mejor empezar el año con ilusión en vez de aplazarla?

Exactamente esto es lo que ha conseguido Mastercard para dos personas de las que todos estamos pendientes en nochevieja, pero no conocemos: los relojeros de la Puerta Del Sol.

Por primera vez en 16 años Jesús y Santiago (los relojeros) empezaron el año en familia. En un momento en el que muchos disfrutamos de la gente que queremos, ellos tenían que estar trabajando solos para crear ese momento mágico para los demás. Pero el 31 de diciembre de 2013 se tomaron un descanso por primera vez.

Relojeros Mastercard

Al fin y al cabo, empezar el año con los que más quieres y con la ilusión renovada, no tiene precio.

Anuncios