Todos somos distintos. Ni mejores ni peores, distintos. Nuestra obsesión por parecer perfectos crea un mundo en el que el diferente al estereotipo es malo, lo cual es una estupidez. Pro Infirmis busca concienciar sobre la existencia de distintos modelos de personas. Por ello, han querido escenificarlo en la percha que nos representa a todos: los maniquíes.

La idea nace de la agencia suiza Jung von Matt/Limmat.

Because who is perfect?

Visto en I believe in advertising.

Anuncios