Muchos argentinos van de vez en cuando a Uruguay y, a su vuelta, se traen de allí una colección de experiencias, recuerdos y monedas. Las inevitables monedas de otro país que no puedes usar en el tuyo y que, a la larga, se convierten en puro adorno. Este hecho es algo que la marca uruguay de dulces Ricardito quiso aprovechar para comenzar su andadura comercial por Argentina, así que se dedicaron a vender de formar ambulante su producto, pero sólo a cambio de cosas de Uruguay.

Monedas, fotos, productos… todo lo uruguayo valía para hacerse con uno de los productos más queridos de Uruguay, ya disponibles en su país vecino. La acción fue ideada por Ogilvy Argentina.

Ricardito Argentina

Visto en Update or die!