Otra cosa no se les puede achacar, pero es cierto que los cupones de descuento son aburridos. La gran mayoría no han evolucionado desde los comienzos de los mismos y son un simple trozo de papel con una oferta. No está de más que aparezcan propuestas que amenicen esta realidad.

Orville Redenbacher’s ha querido dar un valor añadido a sus tickets descuento, convirtiéndolos en un espectáculo divertido. Quien quisiera descargarse de su web los cupones podía disfrutar de algo de entretenimiento a cargo de un monologuista. Mucho mejor que un pedazo de papel con unos cuantos números escritos. La acción corre a cargo de la agencia canadiense Blammo.

El cupón más divertido del mundo

Visto en Ads of the world.