Para demostrar las bondades del HTC One, la gente de El Laboratorio ha realizado esta divertida vídeo-acción en la cual los usuarios recibían una misteriosa llamada en una tienda Yoigo. Esa llamada les proponía un reto que tenían que aceptar, el cual se convirtió rápidamente en una frenética gymkana por todo Madrid en busca del móvil deseado.

La única pega que le puedo poner es que la acción no se realizará a posteriori tal como se hizo en el videocaso, lo cual convierte una experiencia de marca en un simple concurso. Está bien de todas formas, pero es una lástima que lo promocional haya podido con lo experiencial.