Si no tienes ninguna novedad que comunicar, cambia la forma de comunicarla. Los catálogos son un ejemplo: un inventario de productos, precios, ventajas… siempre lo mismo. Ikea decidió que, ya que no tenían nada nuevo que expresar, lo diría de una forma sorprendente. Y lo hizo siguiendo las enseñanzas del gran Luis Bassat: “si no tienes nada nuevo que decir, dilo cantando”.

Katalogarian fue la ópera efímera que creó la marca para dar a conocer su nuevo catálogo durante el Festival Anual de la Cultura de Estocolmo. No es Turandot, pero tiene su gracia. Desde luego captó la atención de los viandantes y no chirrió dentro de todos los eventos del festival.

Katalogarian Ikea

Lo he visto en Wonderful brands.