Son muchas las marcas que a lo largo del tiempo nos han invitado a hacer una pausa en nuestras vidas. La última que se ha subido al carro ha sido Amstel en Bulgaria, pero ha llevado el mensaje un poco más allá. No se han conformado con decirlo, sino que han motivado a la gente a hacerlo de verdad con esta vending machine.

La máquina expendedora sólo da cerveza cambio de un tiempo sin hacer nada. De esta manera te liberas del ritmo de la ciudad y te tomas un momento para poder disfrutar de una cervecita. No está mal esta idea de la agencia Next-DC.

Vending machine Amstel

Fuente: Ads of the world.