A Orange le ha dado últimamente por sorprender al respetable con unas cuantas guerrillas. En esta ocasión la agencia Publicis Conseil ha realizado dos curiosas en Francia. La primera la han hecho en un aeropuerto en el que los pasajeros de un vuelo se encontraron con una desagradable sorpresa al aterrizar: su equipaje hecho trizas.

La segunda se ha realizado en el museo del Louvre, lugar donde pasan cosas extrañas.

Aunque las dos tienen un pequeño tufillo a estar montadas, no dejan de estar bien. Buena plasmación del concepto.

Mona Lissa

Visto en I believe in advertising.

Anuncios