Tras el revuelo causado por la Primavera Árabe, al gobierno tunecino no se le ocurrió mejor idea que prohibir las reuniones públicas. Una decisión estúpida que, lógicamente, también prohíbe que la gente pueda acudir a los estadios de fútbol. Pero es complicado impedir a un aficionado de verdad que vaya a animar a su equipo y, aunque no esté allí físicamente, hay otras maneras.

Mobilizing the 12th man es una acción de apoyo conceptualizada en una aplicación móvil. Ya que los seguidores del CS Hamman-Lif no podían ir al estadio físicamente, llevaron allí todo su apoyo. La app activaba una serie de altavoces en el estadio, creando un ambiente similar (a nivel de ruido, claro) al que se podría encontrar cualquiera un domingo de partido. Que nadie permita dejar que nos manifestemos ya sea en un estadio o en una plaza pública.

Mobilizing the 12th man

Visto en Wonderful brands.