La publicidad en muchas ocasiones tiene puntos de contradicción. Es una actividad que permite espolear tanto el consumismo como la solidaridad. Y para acabar la contradicción en ocasiones se juntan. Una de estas ocasiones se da con Foodlink.

El United Nations’ World Food Programme buscaba conseguir donaciones de alimentos a partir de la publicidad. Partiendo del lado comercial, llegar al lado social. Para ello utilizaron la tecnología NFC y unieron ambas vertientes de la comunicación. Dos mupis: uno para “comprar” y el otro para donar. Así, a través de los smartphones, los ciudadanos podían ser solidarios y además ser recompensados con un agradecimiento por parte de los favorecidos.

Foodlink Foodlink example

Un gran trabajo de Grabarz & Partner visto en Brainstorm9.

Anuncios