A veces el formato de comunicación más aburrido puede ser algo digno de ver dándole una chispa de espectacularidad. Esto pasa con los catálogos, a los que normalmente nadie se acerca a menos de que tenga un interés muy grande por lo que puedan decir.

Embraer es un fabricante de aeroplanos y para presentar sus productos nada mejor que dedicarse a lo que mejor saben hacer: conseguir que los objetos vuelen.

Con dos simples imanes han conseguido crear un catálogo flotante. No es la tecnología más sofisticada del mundo, pero consigue hacer de algo anodino un objeto curioso en el que seguro que fijarías la vista. Soluciones no convencionales para comunicación convencional.

Embraer flying book

Lo he encontrado en Weloveviral.