Esta acción es una de ésas que terminan enganchando a la gente a la publicidad. Una valla muy parca, muy sencilla, pero con un elemento diferencial que hará imposible no mirarla: el humo.

Los australianos de KWP! Advertising montaron esta valla con cuatro duros para la Royal Automobile Association. Para que luego digan que la creatividad sólo puede surgir de grandes presupuestos. Sale hasta del capó de los coches averiados.

Smoke billboard

Visto en Great Ads.