Marketing, publicidad, relaciones públicas y tecnología aplicada a la comunicación

Archivo mensual: mayo 2013

Muchas veces no somos conscientes de la realidad que nos rodea por el simple hecho de no ser sus víctimas. Uno de cada seis niños de entre cinco y catorce años son víctimas del trabajo infantil a lo largo de todo el mundo. Imagino que a todos nos aterra esto, pero a la hora de ser críticos dejamos pasar cosas tan poca inocentes como pueden ser algunas canciones infantiles.

Cambiemos la letra

Estoy seguro de que esta canción (y otras similares) se hicieron con todo el amor del mundo, pero muestran una realidad para los niños que está alejada de ser la ideal. Unicef y Revolution se han propuesto cambiar las historias de estos chavales, empezando por cambiar la letra.

Cambiemos la letra

En www.cambiemoslaletra.com podremos dar nuestra aportación para cambiar la realidad. Al hacerlo, recibiremos un código con el cual los niños cambiarán la letra de la canción por una mucho más adecuada. Una buena idea, sencilla y necesaria.

Gracias a @FranEstevan por pasarme esta campaña.


Uva-piñas, fresa-plátanos o kiwi-mandarinas. Estas creaciones dignas de aparecer en la isla del doctor Moreau son parte de una buena campaña promocionar que ha realizado Ogilvy Brasil para Philips y su nueva gama de licuadoras.

Desde luego es imposible pasar por alto esto es híbridos en pleno mercado. Como llamada de atención al público no está nada mal.

Bananarango

Visto en The Denver Egotist.


Infraero quiso rendir homenaje a los judokas: los deportistas brasileños que más medallas ganaron para Brasil los pasados juegos olímpicos. Para ello crearon Judotype.

Judotype

Judotype es la primera tipografía basada en el judo. Para realizarla se capturaron los movimientos de los deportistas y a posteriori se convirtieron en letras. La encargada de realizar este bonito homenaje ha sido la agencia Staff Brasil.

Visto en I believe in advertising.


Tal vez no parezca lo más interesante del mundo una campaña que basa todo su potencial en pegar una pegatina en la fruta, pero me ha parecido que tiene mucho mérito.

Lo tiene porque no es una campaña de una marca de bananas, sino que es una campaña turística de un país que ha sabido aprovechar el mayor soporte publicitario del que disponen en el extranjero: su fruta. En concreto 24 millones de toneladas de producto. Las han convertido en millones de embajadores de marca que van hablando de las maravillas de Ecuador a todo aquel que quiera escucharlos (o escanear su pegatina).

Las grandes acciones comunicativas no requieren de una inversión brutal en medios. Un gran trabajo de la agencia Maruri Grey.

Banana ambassador

Visto en I believe in advertising.


Samsung y Swisscom saben que el Galaxy S4 es un blanquecino objeto de deseo para mucha gente. Por ello han realizado una pequeña prueba a unas cuantas personas para ver si se merecen lo suficiente que les regalen el teléfono. Un soporte con un teléfono y unas cámaras incorporadas. La persona que sea capaz de no alejar su vista del móvil durante 60 minutos, gana.

Eso sí, se encargan de hacer alguna que otra putadilla para que el reto no sea sólo cuestión de paciencia. Esta acción en la estación de tren de Zurich ha sido creada por Heimat Berlin y Perfect Fools. Quien algo quiere, algo le cuesta.

All eyes on the S4

Lo he visto en Viralmente.



A %d blogueros les gusta esto: