No sé vosotros, pero yo soy incapaz de tomarme una Coca Cola caliente. Ni si quiera soy capaz de tomármela a temperatura ambiente. Por esta razón me he enamorado este packaging efímero de Coca Cola, pensado para esos días en los que la necesidad de un refresco gélido es primordial.

Esto sí es una experiencia refrescante.

Coca Cola ice bottle