A veces es complicado cambiar la percepción de un producto según el ámbito en el que se mueve. Nos negamos a creer que, en muchas ocasiones, los alimentos que nos sirven en un restaurante son del mismo nivel que los que podemos comprar en un supermercado.

La marca de hummus Achla quiso hacer ver en Israel que su producto era de la misma calidad que el que la gente pide en los restaurantes. Y la manera más lógica de hacerlo fue crear un restaurante para que los consumidores lo confirmaran por si mismos.

Los resultados hablan por si mismos. Un test de producto hecho en el único sitio capaz de convencer a la gente de lo que querían comunicar. Muy bien pensado.La acción corre a cargo de BBR Saatchi & Saatchi.

Hummus stunt

Encontrado en Creative Criminals.