Muy bonita esta acción de Coca Cola en colaboración con la Singapore Association for the Deaf. El espíritu navideño es una necesidad en un país donde se estima que un 8% de la población son discapacitados auditivos. Para que todas esas personas no se perdieran parte importante de esa inmersión vacacional, los villancicos, la marca de refrescos ha creado la Silent Night.

Conmovedor y un detallazo. A veces estamos tan acostumbrados a tenerlo todo que no caemos en la cuenta que hay gente a la que le faltan cosas. Aunque sean los villancicos. Probablemente los odies, pero parece no llegar la navidad si no escuchas “hacia Belén va una burra rin rin”.

La idea es de OgilvyAction.

Sign-along carols

Visto en I believe in advertising.