Directores de arte y copys son desde tiempos inmemoriales (bueno, desde tiempos de Bernbach) parejas inseparables. Todo el día juntos creando, compartiendo y, como no, discutiendo. A efectos reales son una pareja a todas luces. Incluso hace un tiempo la agencia Imaginarte ideó las bodas creativas para que las duplas se profesasen su amor y su compromiso.

Pero claro, donde hay parejas hay discusiones. Y cuando la cosa va mal, hay divorcios. Los chicos de Hemisferi Dret han querido continuar sus vidas profesionales cada uno por su lado y, para hacerlo oficial, han creado los divorcios creativos. Una manera de mirar hacia el futuro olvidándonos “legalmente” del pasado.

Si estáis superados por vuestra situación actual y queréis la separación no tenéis más que rellenar las actas de divorcio que han creado y adiós muy buenas. Siempre es mejor hacer las cosas por las buenas a que tu director de arte te pille con un diseñador cinco años más joven e instagramer.

Acta de divorcio creativo