¿Os imagináis como puede ser un test de conducción protagonizado por un piloto de la NASCAR? Pues Jeff Gordon, espoleado por Pepsi Max, lleva a cabo una prueba que pondrá al extremo al coche y al pobre vendedor. Una cámara oculta y un Camaro son suficiente para esta “broma” con grandes momentos de acción.

Pepsi Can Cam

Visto en Great Ads.

Anuncios