Plantéatelo: las tantas de la madrugada y un amigo tuyo te llama diciéndote que está metido en un lío y necesita que vayas a buscarle con 300 eurazos. Encima, llegas al lugar y aquello es un antro de mala muerte sacado de tu peor pesadilla. ¿Qué es lo que haces?

Pues en esta situación ha puesto Carlsberg a unos cuantos incautos para realizar su último vídeo.

Un test con cierto sadismo que sólo los amigos de verdad lograrán superar. Muy puñetero, pero muy divertido. Genial trabajo de la agencia belga Duval Guillaume.

Carlsberg puts friends to the test

Descubierto en Mashable.