El otro día tuve la suerte de presenciar en directo una de esas acciones que consiguen que una marca se vincule de una manera potente y emocional a toda una ciudad.

Como valenciano de adopción no acabo de entender muy bien el sentir que tiene la gente por las mascletàs, pero aquí hay verdadera pasión por ellas. El olor a pólvora, el ruido, el ambiente… es algo que se vive con pasión y que se espera todo el año. Para mí es ruido, pero para los valencianos es música. Para ensalzar esto, Amstel ha querido convertir este espectáculo de pirotecnia en una obra musical creando La 9ª Sinfonía de Caballer.

El más reputado especialista en mascletàs de la Comunidad Valenciana es el protagonista de un evento que reunió a gran parte del talento musical de la comarca y a los apasionados a los petardos. Realizada a partir de instrumentos de percusión y de viento, puso los pelos como escarpias (sic) a los asistentes al evento. Gran trabajo de Publips para seguir uniendo de una forma tan potente a los valencianos y a Amstel y recordar que #UnaMascletaEsSinfonia

La 9ª sinfonia de Caballer