Si tienes un mensaje duro que dar, lo más efectivo (probablemente) es que hagas pasar a tu público esa situación. A veces funciona de manera vicaria y otras veces (como es el caso), vivirlo en carne propia es algo que estimula de verdad.

Tal vez esta acción acabó con alguna persona griposa, pero desde luego seguro que las conciencias de más de uno se llevaron una sensación imborrable. Gran idea llevada a cabo en cines alemanes por Havas Worldwide.

Frozen cinema

Visto en I believe in advertising.

Anuncios