La crisis, los políticos, el paro… tenemos el país hecho unos zorros. Sólo con ver las noticias hay días que lo único que te apetece es volverte a la cama y dormir hasta que todo mejore.

Pero es mucho mejor mirar hacia delante con algo de optimismo. Muchas marcas ya lo hacen y una de las que se ha insertado dentro de este movimiento de buen rollo publicitario es Pikolín, volviendo a utilizar como eje de comunicación su clásico a mí plin, yo duermo en Pikolín.

Pikolin_Retos

Está demostrado que el ser positivos es beneficioso para el ser humano: vives más, eres más productivo y, sobre todo, eres más feliz. Aunque seamos muy cínicos a veces con todo esto, me gusta que se busque esta mejora vital. Al fin y al cabo, cosas que nos depriman siempre va a haber. La decisión es dejar que nos coman o comérnoslas nosotros.

Yo voy a hacer un poco mía la filosofía de Pikolín y a predicar con el ejemplo. La marca está animando a buscar el buen rollo bajo el hashtag #AmiPlin así que yo también os animo a ello. No está de mal encarar un sábado con fuerza. Hasta el lunes (que eso requiere de más fuerza) ;)