Ingeniosa esta gráfica que usa de una manera diferencial un recurso usado (muchas veces sin sentido) hasta la saciedad: los códigos QR.

Para promocionar la aplicación de la Dutch Heart Foundation, Publicis Amsterdam quiso mostrar la utilidad de la app a la vez que proporcionar acceso a ella. Y lo hizo  con un póster que muestra la situación que quiere evitarse y que se puede escanear para recibir asistencia. El fallo: que es sólo escaneable con iPhone. Aún así gran uso del medio y del recurso.

qr humanoLo he visto en Ads of the world.