Hay compañías que se han hecho grandes no sólo por sus productos sino porque en su atención al cliente han sido geniales.

El contacto con las quejas, reclamaciones o peticiones puede ser uno de los momentos más delicados. Puede acabar con un odio hacia a la marca o, como en este caso, con un amor que seguro que durará años. Esta maravilla de contestación de Lego es para leerla mil veces en cualquier departamento de atención al consumidor.

Atentos a la respuesta ante un chaval que había perdido sus juguetes.

Respuesta-Lego

Brillante.

La he encontrado en la página de Facebook de 3 miligramos.

Anuncios