A la hora de comunicar es bueno intentar involucrar a la gente en los mensajes que queremos transmitir utilizando la empatía y otras armas. El marketing experiencial siempre es un buen recurso para trasladar sensaciones e interactuar con los usuarios. Y el cine no es una excepción a todo esto.

En el estreno de La vida de Pi en París la 20th Century Fox quiso que los espectadores no sólo vieran la película, sino que la vivieran. Y para ello montaron un estreno inolvidable en una piscina de la capital francesa y con barquitas como butacas.

Para quienes hayan visto el filme la relación con la película es obvia y para quienes no lo hayáis visto no podréis negar que es una forma de experimentar el cine totalmente notoria.

Projection piscine Odyssee Pi

Odyssee Pi

He encontrado este cine improvisado en Streetplanneur.