Axe sigue en su estela de siempre, pero un poquito más desconcertante. En esta ocasión ha querido ayudar a todos aquellos usuarios de la marca que sufren los efectos secundarios de su atracción.  Para ello han creado la almohada del día después.

Un trabajo demencial pero no falto del humor Axe. Obra de la agencia portorriqueña DDB Latina.

Axe Morning After Pillow

He encontrado esto en I believe in advertising.