Si en algo suelen coincidir las campañas de concienciación sobre malos hábitos es que suelen centrarse demasiado en mostrar las consecuencias negativas, provocando rechazo en las personas que reciben estos inputs. La campaña de Metro Trains las muestra, pero de una manera atractiva y divertida, logrando que se le preste una atención y un recuerdo que es difícil lograr de otras maneras. Si no ved este vídeo y me contáis luego.

¿No tenéis esa cancioncita metida en la cabeza a fuego? En dumbwaystodie.com podréis encontrar el vídeo, descargaros la canción o incluso ir a un tumblr donde han colgado una colección de gifs animados. Brillante el trabajo de McCann, la agencia que lo ha ideado y ejecutado.

 

Me he encontrado con esta genialidad en Brainstorm 9.

 

Anuncios