El conocido artista Liu Bolin ha sido el encargado de ayudar a Ford a conseguir una gráfica en la que pudieran “disimular” los coches de la competencia para centrar su atención en el nuevo Ford Fusion. Y como se ve que al hombre este el ordenador le da mucha pereza, pinceles en mano se ha puesto a hacerlos desaparecer con la única ayuda de un poco de pintura, unas lonas y su arte.

Igualito que con el tampón de clonar. Esto sí es retoque y no el digital.

Anuncios