Chaku, una compañía japonesa de perfumes, ha desarrollado un dispositivo que puede revolucionar el mundo de la comunicación. En particular el del marketing sensorial y más concretamente el olfativo. Se llama Chat Perf y es la primera manera conocida de enviar olores en la distancia.

Un pequeño tanque aromático y un atomizador son los principales componentes de este aparato que se engancha al puerto del iPhone. De esta manera un usuario puede enviarle un olor concreto a otro, reproduciéndose a distancia. De momento no está explotado y es un poco tosco, pero pensad en las posibilidades que tiene.

¿Ha llegado el momento en el que el marketing olfativo puede integrarse con el mundo 2.0? ¿Qué pensáis?

He encontrado esta invención en PSFK.