Bueno, a Coca Cola y a el resto de marcas de refrescos. Pero claro, la aparición de los míticos osos polares no podía quedar en un segundo plano.

El Center for Science in the Public Interest ha sacado esta campaña en la que colaboran Bogusky y otras grandes mentes en la cual hablan del peligro que suponen para la salud los refrescos azucarados. Con una estética amable pero un mensaje muy duro, The Real Bears (como han nombrado a estos personajes) viven en sus carnes los peligros de estas bebidas. Juzgar por vosotros mismos.

Agresivo, ¿no? Desde luego no se anda con medias tintas.

Lo he encontrado en Adweek.