Hace unos días Euro RSCG pasó a ser oficialmente Havas Worldwide. En Australia, ante este cambio decidieron aprovechar para cambiar… el mundo. Puede sonar (y suena) un poquito exagerado, pero hasta los cambios más grandes empiezan por los gestos más pequeños. Para ello han creado Project Change: una serie de iniciativas que pretenden hacer del planeta un lugar más agradable.

Y la primera de esas acciones es ésta:

Al descubrir en una encuesta que el 97% de los australianos vuelven infelices del trabajo, quisieron poner un poco de alegría en sus vidas. Y lo hicieron con un intercambio: galletas a cambio de sonrisas. Desde luego, tengo ganas de ver el recorrido de todas estas acciones. Así da gusto.

Con un poco de street marketing es mucho más fácil llamar la atención sobre lo bueno y sobre lo malo.

Esta acción tan bonito la he encontrado en Brainstorm 9.