La doble fila es algo que molesta a mucha gente. Esto es un hecho. La agencia Engenhonovo propaganda lo tiene claro y por eso ha querido hacer vivir esa frustrante experiencia a la gente que potencialmente puede hacerlo. Eso sí, en un lugar donde probablemente no se lo esperan: dentro de un centro comercial.

Seguro que más de uno terminó de los nervios. He visto esta acción tan puñetera en Ads of the world.