Aunque algunos se empeñen en matarlos los códigos QR están en pleno auge. Tras la época de introducción parece que empieza a asentarse y a crecer. Poco a poco las marcas y las organizaciones encuentran nuevas formas de sacarles partido. En este caso, para conseguir que los turistas visiten Portugal, la agencia MSTF Partners ha ideado un QR realizado con piedras del propio firme de Lisboa.

Desde luego, es una curiosa manera de unir tradición y modernidad. Y, de paso, de dar a conocer un poquito una ciudad como la preciosa Lisboa (por cierto, si vais visitad el pueblecito de Sintra, merece la pena).

Lo he visto en Ads of the world.