El producto: los relojes de la línea Profundo, de Festina.

El hecho a comunicar: que son relojes sumergibles durante periodos grandes de tiempo, aptos para buceadores.

La idea: un producto que comunica desde el packaging. ¿Así puede dudar alguien?

Un ideón sencillo, elegante y que comunica todo. Obra de la agencia alemana Scholz & Friends.

Lo he encontrado en Brainstorm 9.