Lo que no haga la gente por un poquito de notoriedad. Una granja norteamericana de éstas que reciben urbanitas, la Kraay Family Farm, ha optado por promocionarse a lo grande. Para ello no han dudado a la hora de currárselo un poquito y montar el QR más grande del mundo.

No es obra de extraterrestres. 29.000 metros cuadrados de mosaico creado en un campo de maíz. Debido a su tamaño no es especialmente útil, ya que sólo se puede escanear sobrevolándolo (o con Google Maps, supongo). Obviamente un truco publicitario sin utilidad real, pero que ha generado publicity en medios como la CBC, Metro News (o este blog). Currazo interesante.

Por cierto, para quien se lo pregunte el QR es un simple enlace a su página web. Lo he visto de Design Taxi.