Una de las dificultades de la publicidad es conseguir conceptualizar lo que hace tu producto/marca en una pieza concreta. En muchas ocasiones el mensaje se pierde y se queda en un simple ejercicio artístico con el valor comercial o pedagógico en segundo plano, algo que nunca debería pasar hablando de publicidad. Y menos cuando estamos hablando de algo tan importante y necesario como la donación de sangre.

El Hemocentro de Pernanbuco no quería perderse en esa conceptualización por lo que, con la ayuda de la agencia Blackninja, realizaron un póster interactivo que no sólo tenía un mensaje importante que dar, sino que era capaz de conceptualizarlo con la ayuda de los que lo vieran e interactuasen con él.

El mecanismo es sencillo: al voltear al póster la sangre se traspasa de un personaje a otro. Todo esto tenía el fin de conseguir más donaciones de sangre bajo el claim “Dona sangre y llena una vida de esperanza”. Un mensaje bonito y sencillo comunicado de una forma notoria que requiere la participación activa de quien lo está viendo. Y conseguir que alguien participe en nuestros anuncios es una de las maneras más efectivas de conseguir el recuerdo de los mismos.

He sacado este genial caso de publicidad interactiva de Comunicadores.

 

Anuncios