Hace unos meses hice una actualización con los ganadores del Eurobest. En esa ocasión, el gato al agua (o la valla) se lo llevo Volkswagen con una gran campaña donde una oferta se situaba en un gran lago helado y terminaba cuando se hundía en él. Simple, pero genial. Ved el vídeo. En esta ocasión y con el mismo concepto, DDB Estocolmo han vuelto a tener una gran idea.

En este caso no es el lago el que marca el final de la oferta, sino un oso. La osera del susodicho es grabada en streaming durante todo el proceso de hibernación del mismo. En cuanto se despierte, los precios del coche ofertado vuelven al nivel habitual. Una manera muy original de hacer una promoción y conseguir notoriedad.

No he conseguido integrar el vídeo en la página, pero aquí os dejo el enlace a la fuente original que es Adweek. Una maravilla.