Atentos al evento con aires futuristas que montó Heineken tras el Salón de Diseño de Milán. Un club nocturno pop-up de absoluto escándalo.

Una experiencia de marca de las espectaculares.

Anuncios