Hay, y siempre ha habido, cosas que el dinero no puede comprar. Suelen ser las cosas importantes, las que queremos por encima de todo y que muchas veces vamos olvidando por su poca tangibilidad y porque, en muchas ocasiones, hemos convertido el amor en algo susceptible de ser comprado. Para eso eso se creó San Valentín: para demostrar nuestro amor en forma de flores, bombones o regalos. En forma de tangibles. Para todas esas personas que priman lo fundamental a lo intangible, el amor al dinero, Grey London ha creado The cabinet of dreams.

The cabinet of dreams es una tienda virtual creada en colaboración con Woman´s aid, una ONG pensada para proteger a la mujer. Bueno, virtual y real, porque tiene un escaparate en pleno Soho londinense. En ella, la gente podrá adquirir esas cosas que literalmente el dinero no puede comprar: un momento robado, un felices para siempre, alcanzar la luna con un palo… hasta 9 deseos únicos tangibilizados en forma de ilustración por artistas y colectivos londinenes como The Last Tuesday SocietyKyle Bean, Fred Butler, Nicole Mueller, Suck & Chew, Rob RyanFrancesca Mair, Marie-Louise Jones y Charlotte Brown.

Estos regalos/donaciones van de las 2 a las 20 libras. Al adquirirlos, llegará un mensaje de texto a la persona agasajada en el cual se informará de cual es su regalo y de la donación. Una forma original, solidaria y simbólicamente bonita de celebrar este día.